Blog

Home
Filter by: cirugía reparadora

La cirugía plástica (ya sea estética o reparadora) tiene gran importancia en la vida de los pacientes que se someten a ella. No se trata sólo de mejorar nuestro aspecto o mejorar algún problema funcional, sino de mejorar nuestra vida. Por eso es tan importante que las intervenciones quirúrgicas queden en manos de cirujanos de confianza.

Errores quirúrgicos

Ya sea por necesidad o por estética, la cirugía plástica nos ayuda a estar mejor con nosotros mismos. Sin embargo, el auge de las intervenciones de cirugía estética años atrás conllevó un aumento alarmante de desastres quirúrgicos. Pero el mayor de los desastres no eran los malos resultados estéticos, sino los daños personales que conllevaban. En muchos casos, esos errores médicos acababan acarreando complicaciones y problemas de salud, cuando no problemas psicológicos.

La prensa amarilla (y también el mundo digital, tan abocado a magnificar las desgracias ajenas) ha llenado muchas páginas con los errores estéticos, especialmente en celebrities y famosos de distinta índole. Pero hay un gran número de desastres en cirugía estética que afectan a personas anónimas. Personas para las que reparar ese error es un auténtico calvario: personal y médico, pero también económico e incluso social. Si algo positivo podemos extraer (¡y debemos hacerlo!) de toda esta situación es que cada vez hay más conciencia sobre la importancia que tiene elegir un buen cirujano para realizarse una intervención de cirugía plástica. De hecho, desde SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética) se inició la campaña #PideUnCirujanoPlástico con el fin que los pacientes se informen acerca de la cualificación que deben tener los profesionales que les realicen las intervenciones.

Aunque, desgraciadamente, todavía hay demasiados errores.

Las personas, primero

En nuestra consulta atendemos una gran variedad de casos. En muchos casos, son pacientes que requieren cirugía reparadora. Y no siempre por problemas congénitos o por accidentes graves. En más ocasiones de las que querríamos, hay que reparar los errores de otros. Desde el punto de vista médico, implica una complejidad mayor en la cirugía, ya que tratamos con tejidos dañados, que no están en su estado original y nunca se obtendrán los mismos resultados que con una cirugía hecha por primera vez. Y desde el punto de vista humano, ¿cómo reparamos la vida de las personas?

Reconstruir vidas no es solo reconstruirlas por fuera, sino por dentro.

Es fundamental escuchar al paciente, con el fin de establecer el vínculo más importante que debe existir entre un médico y su paciente, la confianza. Nuestro trabajo es la vida de las personas. Nos enfrentamos a sus esperanzas y deseos más íntimos, y es por ello que hay que dedicarles mucho cuidado, atención y dedicación. Ese es el primer paso en la reconstrucción de una vida.

Restaurando vidas

Afortunadamente, la sociedad está tomando conciencia de que nuestra profesión no se dedica casi exclusivamente a reconstruir vanidades. Hay detrás un trabajo de muchos cirujanos que centramos nuestros esfuerzos en mejorar la vida de la gente. Reconstruir vidas no es solo reconstruirlas por fuera, sino por dentro. Ya que dedicamos tantas horas a una cirugía, ¿por qué no invertir unas cuantas más escuchando lo que el paciente siente y lo que le preocupa?

La confianza en el cirujano y un trato cercano son fundamentales en dos de los momentos más importantes a la hora de afrontar una intervención: el antes y el después. Entrar sereno y confiado a la sala de quirófano es tan importante como mantener la seguridad en los resultados durante el post-operatorio. La tranquilidad y la empatía con el cirujano deberían ser tan importantes como una buena cicatrización y un rápido restablecimiento.

Nuestra mayor alegría no es que una operación haya sido técnicamente exitosa ni que el paciente tenga una buena recuperación, que también. Nuestra mayor alegría es reencontrarnos con un paciente tiempo después y comprobar que lleva una vida plena, sin ningún recuerdo de porqué vino un día a nuestra consulta.

Una mala elección de profesional a la hora de someterse a una operación de estética puede conllevar consecuencias negativas | Estos son algunas de las malas praxis que pueden suceder en un quirófano sin experiencia

En la primera parte de esta entrada del blog os contábamos algunos de los errores comunes que pueden suceder durante algunas operaciones estéticas –si no se contacta con un buen cirujano o si se acude a un profesional con poca experiencia–. Seguimos, pues, con la segunda parte: más errores comunes que podemos ahorrarnos si contratamos los servicios de un buen profesional. Recuerda: con temas de salud no se juega.

Read More

Los médicos y cirujanos debemos recordar que somos personas que ayudamos a otras personas. En mi día a día, esta premisa es fundamental para poder llevar a cabo mi trabajo de la mejor manera posible. Muchas veces, la cirugía plástica, en su faceta estética, se ve como algo banal, y es porque algunos olvidan que, al fin y al cabo, se trata de una especialidad más de la medicina en la que sigue habiendo un doctor y una persona-paciente. Y es que la cirugía, a mi entender, es mucho más que un procedimiento médico si la miras desde la perspectiva más humana.

Read More